Nosotros

Nosotros

"NOSOTROS"

Estoy realmente contento de que estén aquí. Mi nombre es Santi (Santi Garcia Fotografia) y soy Fotógrafo de Bodas en  Badajoz (Extremadura), pero gracias a la fotografía y mi pasión por el mundo de las bodas viajo por toda España y el Mundo inmortalizando historias de amor. He tenido el inmenso placer de realizar fotografías en muchos rinconcitos de la geografia y por infinidad de ciudades y  pueblos mágicos. Siempre busco vivir historias que de otra manera no podría contarlas a través de mis reportajes de boda .

Soy un Fotógrafo que busca los momentos reales y únicos, esos que le dan un verdadero valor a lo que somos. Esos momentos auténticos que nos definen. Siempre con un estilo fresco y muy creativo, pero de la mano de lo que se a venido llamando fotoperiodismo de bodas.

Una parte fundamental de mi trabajo es adentrarme de alguna manera en vuestra historia. Sentirme uno mas, estar ahí, empaparme de las emociones que fluyen en el ambiente. Capturo el 90% de mi trabajo con un 35mm, un objetivo único que me permite capturar el ambiente necesario de una boda. Solo de esa manera consigo fotografías de bodas naturales, sin posados artificiales y cercana. Porque solo de una manera cercana se consegui capturar el alma.

Me encantan los detalles y el ambiente que se organiza alrededor de una boda y ese será mi objetivo a conseguir con mi trabajo. Miradas, abrazos, momentos únicos e irrepetibles que será un honor poder capturar a través de mi cámara.

 

1531759273-56336.jpg1531759281-18881.jpg

 

Antes de hablaros de vuestra historia quiero contaros un poquito mas sobre Mí.

En primer lugar soy papa de una Princesita que me enamora cada dia, y marido de una gran madre que no cambiaria por nada en la vida. Digo en primer lugar porque para mi ellas tambien forman parte de este gran equipo, ya que sin ellas nada de esto seria posible. Siento  que tuve mucho valor, porque decidí dejar mi antiguo trabajo y aunque tenía muchas responsabilidades familiares, aposté por esta profesión. Estos últimos años han sido increíbles, he conseguido que mi pasión se convierta en mi trabajo y me siento orgulloso de haberlo conseguido, y en parte todo es gracias a mis dos amores.

Me emociono con los pequeños detalles. Me pierdo mirando los atardeceres, los trazos que forma el agua al deslizarse por el río o un rallo de luz filtrándose por una ventana creando juego de luces. Tengo fe en la especie humana. Creo que somos una gran familia de más de siete mil millones de personas que, aun… debe perder muchas cosas para dejar de lado diferencias y valorar lo que tienen. Creo que no puedo cambiar el mundo pero si ese pequeño universo de 6 o 7 personas que orbitan junto a mí.

Pero por encima de todo… Creo que no se puede contar historias sin vivirlas. Que vivir es un viaje cuyo destino empieza y acaba en uno mismo. Para mí ser fotógrafo de bodas en Extremadura, Madrid, Cadiz o Rusia es algo circunstancial. Es más, la propia fotografía lo es. Es una excusa para hacer lo que hago y ser quien soy. Una excusa para dar lo mejor de mí mismo, una excusa para vivir, para respirar, para soñar y rodearme de grandes personas. Una excusa para amar lo que hago que es sencillamente sentir y contar historias. Así que si, la fotografía de bodas es una excusa para hacer fotografía de bodas.

 

1531759275-88975.jpg

 

Es un gran privilegio y un honor que una pareja me elija para inmortalizar un día tan especial. No tengo palabras para describir esa sensación de poder estar ahí, siendo testigo… En muchas bodas me he sentido como si estuviese entre amigos o con mi propia familia. He creado vínculos especiales con muchas parejas que perduran en el tiempo.

A todas esas parejas les he dicho siempre lo mismo. Lo primero: disfrutad, lo segundo: no puedo hacer esto sin vosotros. Cada boda es diferente y al final sois vosotros los que creáis el resultado a través de mí… yo solo me encargo de ponerle el lazo, de pulsar un botón, de contar la historia que creáis vosotros.

Por eso, si me pidieseis un consejo para vuestra boda os diría que miraseis por vosotros mismos, que hagáis lo que sentís. Preguntaros que queréis vosotros para vosotros mismos, porque eso es lo que os quedará después. Haced vuestra boda a vuestro gusto y con la mayor comodidad que podáis. Ese día es vuestro!

Yo estaré ahí, desde el principio hasta el final, buscando siempre ser un fiel testigo de la historia bajo mi estilo, de capturar esos detalles escurridizos. Capturando esos pellizquitos en el estomago, esos abrazos que traspasan el alma, esos cantos entre copas, las miradas cómplices, los conciertos en una noche de verano y los sueños en el aire. Yo estaré ahí, si me dejáis, de principio a fin, buscando ese trocito de vuestra historia.

 

1531760025-19172.jpg1531759495-96863.jpg

creado en Bluekea